El origen del Monte de Piedad de La Caja de Canarias se remonta al 20 de Enero de 1913, fecha en la que se funda en el Palacio Episcopal e inicia su actividad como entidad de crédito prendario el 1 de Julio de 1914, en un pequeño local alquilado.

Pese a coincidir con los años de la gran guerra, evoluciona de forma ascendente durante este periodo.

Sin embargo, a partir de 1931 comienzan los problemas y las dificultades por falta de liquidez hasta que se decreta la intervención del Monte por parte del Estado.

Posteriormente, el Cabildo de Gran Canaria acuerda la creación de la nueva Caja, siendo traspasados todos los activos de la anterior Institución a la Caja Insular de Ahorros y Monte de Piedad de Gran Canaria y ubicándose el Monte de Piedad en la calle del Terrero.

Tomando el testigo de esa Entidad y ahora bajo la figura de Fundación Ordinaria Canaria Caja Insular de Ahorros de Canarias, continúa su trayectoria de manera fiel a sus principios en su ubicación actual en la Avenida de Ansite.

Monte de Piedad, subasta, Joyas, oro, credito rapido

La función principal del Monte de Piedad es la concesión de préstamos con garantía prendaria, accesible a todas las capas sociales.

El acceso a esta financiación se realiza de manera inmediata, desde importes de 120 euros, a un tipo de interés muy competitivo y sin necesidad de amortización hasta el vencimiento, con posibilidad de renovaciones anuales.

El procedimiento es sencillo:

1-      El cliente trae sus joyas y su identificación en vigor

2-      Los tasadores gemólogos del  Monte tasarán las alhajas, indicándole la máxima valoración posible.

3-      El cliente acepta, se formaliza y se paga en el acto.

4-      El cliente recupera sus joyas cuando lo desee, abonando el capital prestado, los intereses y los gastos por el tiempo transcurrido.

Para facilitar esta recuperación existe la posibilidad de renovar el préstamo al vencimiento, si no se dispone de la totalidad de la deuda.

Durante este tiempo, las joyas permanecen custodiadas bajo la seguridad del Monte de Piedad.

Si finalmente el cliente no desea recuperarlas, el Monte procederá a venderlas en subasta pública,  intentando el importe máximo de venta, ya que, una vez descontada la deuda se le devolverá al cliente el importe obtenido.

Sede 1

Los servicios del Monte de Piedad son demandados por todo aquel que esté interesado en obtener una liquidez de forma rápida, sin necesidad de papeleo, con disposición inmediata.

El único requisito es ser propietario de las joyas a entregar como garantía y estar debidamente identificado.

El Monte de Piedad también dispone de servicio de valoraciones externas sin  préstamo. Estas serán realizadas por personal cualificado y puede ser interesante para diversas finalidades: herencias, seguros, ventas a terceros, etc.

Por otro lado, los clientes interesados en comprar joyas en nuestra subasta pueden informarse en nuestra página web: www.fundacionlacajadecanarias.es donde mensualmente se muestra el catálogo de la subasta pública de joyas que realizamos a través del portal de Ceca www.subastasmontes.es que es de libre acceso.

.


Oficina principal