31.Ago.2017

 

  • Para 2017 mantienen el reto de llegar a los más jóvenes y potenciar sus servicios de custodia, tasaciones y herencias para mejorar la atención al cliente.

  • El 100%  de los beneficios que obtienen los Montes de Piedad se reinvierten en la sociedad mediante la Obra Social de las fundaciones.

 

banner_montes

 

Los Montes de Piedad cerraron el pasado 2016 con una cartera de más de 300.000 préstamos en vigor, por un importe superior a 193 millones de euros.[1] Este es solo uno de los datos que se desprende de la Memoria Anual de los Montes de Piedad que ha elaborado CECA y que se puede consultar en ceca.es.

El informe también recoge que el año pasado la operación media se sitúo en 635 euros, un 4,3% más respecto a la media de 2015. La mayor parte de las operaciones (63%) no superó los 600 euros. Las operaciones concedidas por importes superiores a los 1.500 euros, representaron el 8% del total y apenas el 1,5 %, fueron mayores de 3.000 euros.

Al cierre del ejercicio 2016, la suma de todos los préstamos concedidos por los Montes se situó en más de 126.000 operaciones nuevas por valor de algo más de 80 millones de euros.

En la actualidad, los Montes de Piedad dan servicio a unos 143.000 clientes, de los cuales casi 20.000 son nuevos. Una de las ventajas de los créditos que otorgan los Montes de Piedad es que se adaptan a las necesidades de casi todos los clientes que aporten una garantía.

Los clientes de los Montes de Piedad recuperan sus joyas en más del 95% de las ocasiones, dato que refleja una vez más la manera en la que la actividad de los Montes se desmarca de los negocios de compra-venta de joyas o de las casas de empeño. El dato pone de manifiesto con más claridad la radical diferencia existente entre una actividad pensada para favorecer el acceso al crédito y otras concebidas exclusivamente con ánimo de lucro.

 

Evolución de los Montes en los últimos años

Tras más de tres siglos de historia, los Montes de Piedad mantienen su filosofía inicial: combatir la usura y facilitar el acceso al crédito a todos los estamentos sociales, evitando así la exclusión financiera. Por esta razón, su labor ha sido crucial en los últimos años, marcados por la crisis económica, el aumento del desempleo y el endurecimiento de las condiciones para acceder al crédito.

Los Montes de Piedad han demostrado ser un ejemplo de transparencia, de política activa de comunicación y de interés por mostrar su actividad diaria a la sociedad. Viven en España una nueva etapa en la que han recuperado parte del protagonismo perdido a lo largo de los años, así como un ritmo de actividad más estable que en los años precedentes y cuyos beneficios se reinvierten en la sociedad a través de la Obra Social de las fundaciones.

 

Apuesta tecnológica

En los últimos años, los Montes de Piedad han afrontado su actividad bajo el mantenimiento de tres ejes principales: la ampliación del público objetivo, el anclaje en el enfoque social y la modernización tecnológica. En este sentido, los datos sectoriales muestran que casi el 85 % de las subastas realizadas fueron online, a través de portales propiedad de los Montes y del portal (www.subastasmontes.es) que gestiona CECA para sus asociadas. De esta manera la venta online se ha afianzado como primera vía de venta de los Montes de Piedad de aquellas garantías que los clientes no recuperan.

Por otro lado, desde 2015, los Montes de Piedad cuentan con presencia en internet a través de su página web losmontesdepiedad.es, un portal diseñado con un espíritu de comunicación dinámico que nació con la misión de hacer llegar a más personas qué son los Montes de Piedad y las actividades que desarrollan.

 

Presencia en España

En España existen 12 Montes de Piedad con 25 oficinas repartidas por todo el territorio, que trabajan con más de 143.000 clientes. En los últimos dos años, los Montes de Piedad han realizado un importante ejercicio de expansión con la apertura de nuevas sedes en España. Por una parte, el Monte de la Fundación Montemadrid ha abierto en este periodo nuevas oficinas en Móstoles (Madrid), Alicante y Córdoba; la Fundación Bancaja, por su parte, ha visto ampliadas sus oficinas tanto dentro como fuera de la misma comunidad autónoma, con la apertura de sucursales en Alicante, Castellón y Murcia.

Gracias a estos nuevos proyectos de expansión, en la actualidad los Montes de Piedad han ganado protagonismo en los medios de comunicación, permitiendo que el crédito prendario y el papel de estas instituciones sigan plenamente vigentes; no en vano, los Montes de Piedad representan para millones de personas la mejor vía para acceder a un crédito de concesión inmediata en condiciones financieras no abusivas.

Los Montes de Piedad en España:

  • Monte de Piedad de Afundación.
  • Monte de Piedad de Baleares (BMN-SA NOSTRA).
  • Monte de Piedad de CaixaBank.
  • Monte de Piedad de Granada (Fundación Montemadrid)
  • Monte de Piedad de la Fundación Bancaja.
  • Monte de Piedad de la Fundación Bancaria Ibercaja.
  • Monte de Piedad de la Fundación España-Duero.
  • Monte de Piedad de la Fundación La Caja de Canarias.
  • Monte de Piedad de Fundación Montemadrid.
  • Monte de Piedad de Liberbank – Oviedo.
  • Monte de Piedad de Liberbank – Santander.
  • Monte de Piedad Unicaja.

 

Los Montes de Piedad deben ser conocidos en toda su dimensión y sus ventajas presentadas sin prejuicios a los usuarios que pueden beneficiarse de ellas. Algunas de las características más valoradas de estos préstamos por sus solicitantes son: 

  • Formalización inmediata.
  • Sin requerimiento de avales ni garantías adicionales a la prenda.
  • Opción de recuperar la prenda.
  • Sin obligatoriedad de justificar la finalidad del préstamo pignoraticio.
  • Duración anual y renovable. Del préstamo.
  • Con un importe mínimo de sesenta euros.
  • Sin comisión por cancelación anticipada.
  • Con un interés muy por debajo de las condiciones medias de los préstamos personales.

 

 Fuente: CECA

                                                                                                                                                                      

[1] Estas cifras son el resultado del stock de operaciones del anterior ejercicio, al que habría que sumar las nuevas concesiones y los créditos renovados y posteriormente restar los créditos cancelados y/o vendidos.

Deja una respuesta

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>